jueves, 1 de marzo de 2012

Cascada de Orlú.

El mismo día que estuvimos en Orgeix nos adentramos un poco en el propio valle de Orlú, totalmente desconocido para nostros hasta este momento.



Al inicio de un sendero que se adentra en lo más recóndito del valle se encuentra una serie de pequeñas cascadas que con su murmullo encantador nos anima a seguir andando por aquel verde bosque.



Una pena que en ese momento no íbamos preparados para una buena caminata. Ojalá pueda llegar hasta el final en un próximo viaje.



P.D: en parte, esta zona estaba ligeramente degradada por la acción de las personas, aunque respetando en la medida de lo posible la belleza del lugar.






2 comentarios:

  1. Qué bonito!! ¿metiste dentro los piesines? :P

    ResponderEliminar
  2. No, que seguro que luego salían los peces panza arriba...

    ResponderEliminar